1. ¿Qué opinión tenéis del Modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP) en las residencias de mayores en España?

Poco a poco las residencias se van formando en el Modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP), ya hay cada vez más residencias que se interesan en este modelo (al menos han empezado a sensibilizarse con respecto al modelo) y les interesa recibir formación con respecto a ello.

Otra cuestión es que el Modelo de Atención Centrada en la Persona requiere de mucha generosidad por parte de los centros, en el sentido de que hay muchas cosas aún por cambiar y esto no es sencillo, ya que cualquier gestión de cambio es complicada. Con el tiempo, en unos años, poco a poco, se irá introduciendo en el sector.

2. ¿Habéis detectado un mayor uso de sujeciones durante la pandemia?

Sí, claramente sí. Lo que hemos detectado es que en un principio efectivamente, el número de sujeciones aumentó, no se supo enfrentarse al reto de la pandemia sin necesidad de confinar y de sujetar a las personas, básicamente a las personas con trastornos de comportamiento. Pero si que es cierto, que posteriormente en cuanto se instauraron las medidas preventivas en los centros y la presión social de los contagios estuvo más controlada, en los centros se retomaron sus proyectos de retirada de sujeciones y muchos desde un principio, abordaron el tema sin sujeciones, con lo cual consolidaron el modelo.

Los que se encontraban a medio camino, pues volvieron a usar sujeciones, pero cierto es, insisto, que en cuanto todas las medidas preventivas entraron y se posicionaron, y se tranquilizaron respecto a la presión que estaban recibiendo externamente, volvieron a retomar sus proyectos de implantación del modelo. Y como digo, los que ya tenían consolidado el no uso de sujeción, esos centros no utilizaron sujeciones en general.

3. ¿Qué opináis de que la administración obligue a realizar una formación sobre las Medidas alternativas a las sujeciones cuando los profesionales no han realizado previamente otras formaciones necesarias?

Que la administración obligue a realizar una formación para aprender a no sujetar nos parece una buena noticia. Lo que ocurre es que el enfoque de que la formación sea dirigida a utilizar medidas alternativas, no nos parece correcto.

Nosotros creemos que lo que necesita el país para dejar de sujetar es un enfoque más global, más general, en el que la cultura de cuidado sea una cultura más centrada en la persona. Esta preparación y formación de las organizaciones en avanzar a centrarse en la persona y paralelamente con las medidas que el Modelo de Atención Centrada en la Persona ofrece, para que los centros vayan aprendiendo a retirar las sujeciones o a No utilizarlas en las situaciones en las que en otras ocasiones se hubieran utilizado, es la formación que se debería de plantear.